rejas


La plaza del barrio se encuentra enrejada, parece una inmensa jaula, casi un zoológico. La zona del tobogán también está enrejada, se asemeja a una jaula dentro de otra, los nenes se presuponen monos (gritan, se embarran, puede ser, tal vez lo sean). En consecuencia, la casa de enfrente también se protege (ventana, puerta, jardín y -hasta- el enano del jardín), no es una jaula, no, es una prisión.

La joven ubica un pie sobre el otro, se acomoda en el banquito enrejado, el cual se encuentra adornado con plantitas que nunca generarán sombra, ni siquiera para los pies, o para un brazo o medio/bracito.

Ella observa el panorama, mira las rejas prolijamente pintadas, todas lineales, sin errores, con sus entradas vigiladas por seguridad municipal y con horario de cierre a las siete de la tarde. La observación se profundiza, se transforma en pensamiento y se constituye en una idea: “esto es una farsa”. Comprende entonces, que el panorama no puede ser real, que (ineludiblemente) tiene que ser una comedia, una broma pesada. Entiende que la vida misma lo es (principalmente), que ella participa sabiéndolo, que es parte, tan culpable como cualquiera.


Entonces,
sostiene que observa un bosque con cerros de fondo. Que está sentada bajo un árbol de varios metros, y que escucha un disco de los años setenta. Los niños chapotean en el río. La casa de enfrente tiene la puerta entreabierta (las ventanas también), lo cual permite disfrutar de un aroma a empanadas recién salidas del horno.



Entonces,
están cerrando/sitiando la plaza.
-
Mañana la electrificarán (intuye).
Pasado habrá derecho de admisión.
-
Luego,
cuando nadie pueda entrar,
construirán un shopping,
para todos.




foto: manu

54 comentarios:

MAJECARMU dijo...

Manu,gracias por tu visita siempre cálida.
En cuanto a tu post,te diré,que el hombre tiende a encerrarse en sus miedos,en sus dudas,en sus prejuicios y orgullos y el espíritu sufre ante la falta de libertad..Desea ser como un pájaro,que vuela sin límites hacia la inmensidad de la perfección..

Sugerente y original reflexión,como siempre,amigo.
Mi felicitación y mi abrazo.
M.Jesús

manu dijo...

Estimadas/os:

Fue toda una cuestión sacar las fotos para este escrito, eso de fotografiar a niños es un riesgo…digamos: un desconocido sacando fotos a niños puede parecer un pedófilo.

Tuve que ser cauto…creo que lo logré.

Saludos,
Atte. Manu

Erica dijo...

Buenas imágenes para un estado espantoso...
La sensación de un corazón enrejado, triste.

Besos!

Anónimo dijo...

hubiera jurado q te firme hace un ratito...

era onda armemos una revolucion y pongamos una fuente y comida para pajaritos y cometas al atardecer...

bueno antes habia quedado mas coherente
uff
en fin
besitos de hada amiguizzzzzzzzz

no se q pasa q no puedo firmar con mi cuenta
humf
Melima

cecita dijo...

rejas... como si no fuera suficiente encierro no poder ver el sol hasta que el mediodía está cerca.

yo sigo dejando abiertas las puertas y las ventanas. aunque no se si puedo sola contra la corriente paranoica... ahora tengo una amoladora, prepárense!

besO!

Mayte dijo...

Las rejas, la inocencia...tus palabras...pufff. Contundentes Manu.

Un biko.

Vane dijo...

me ha encantado tu escrito, manifiesta como desde pequeños ya nos pretenden "enrejar", limitar nuestro terriotorio de actuación.
Las fotos estupendas!

Besitos

RECOMENZAR dijo...

Tus palabras hoy se enredan en momentos las palabras bailan y sin ser lamentos se encienden desde tu alma de poeta que le canta a la vida con letras... bravo Manuel
besos con sonrisas

-Pato- dijo...

Ay la p...qué tristeza...

Nos hemos ido encerrando cada vez mas, y no parece tener fin este camino eh!

No me gustan los espacio cerrados llenos de vidrieras, me agota ese paisaje, me siento en una prisión elegante, pero una plaza enrejada es tristisima, es como una jaula de pajaritos...

Cuando llego a este punto, me quiero ir a vivir al interior del interior del interior!

Besos Manu, como siempre, genial!

Estrellita dijo...

Me pasó hace unos pocos días.
Un amigo pasó a buscarme y le dije: No quiero ir a tomar algo, mejor vamos a alguna plaza...
Y fuimos... Nos sentamos en un banco a charlar. No pasaron 15 minutos cuando una señora vestida de gris vino a decirnos que cerraban la plaza (??) y debíamos irnos...
Yo indignada... ¿Cómo que ahora las plazas tienen horario?

Por mi casa (vivo en provincia) por suerte todavía se pueden hacer picnics nocturnos... Uno puede ir a caminar por la noche, y hasta hamacarse a la luz de la luna...

Y yo, me resisto a encerrarme, aunq todos me digan "deberías poner rejas"...

María dijo...

Las rejas coartan la libertad, es como si te presionaran y te coaccionaran.

Me gusta sentirme libre, sin rejas, ni cadenas que opriman.

Un placer, leerte de nuevo, Manu.

Un beso.

fher dijo...

Y es que es así, lamentablemente nos estamos ¿están? enrejando y lo único que queda son esos paseos de cines y locales de ropa y casa de comida, todo carísimo y sin sol.
Y entonces a mi me surge este interrogante: ¿Cómo le explico a mi hija que hasta hace poco más de 15 años su papá jugaba en la vereda (o en la plaza de la otra cuadra) solo, sin que nadie lo estuviera vigilando por si le pasa algo?
Es todo un tema amigo... por suerte nos queda la imaginación.

Un abrazo

Oh! Magnolia dijo...

Es triste vivir así, que estas situaciones formen parte de la normalidad... Y para generar soluciones habría que cambiar todo el sistema. O simplemente evadir "la vida real" y recurrir a la libre y hermosa imaginación, como la chica del escrito.

No se que sería de mi si me criaba en tal encierro.

Pez Susurro dijo...

cada vez más temerosos.

de nuestro barrio.
de nuestra calle.
de nuestro bloque.
de nuestro portal.
de nuestro rellano.
de la puerta de al lado...

y así, nos metemos,temerosos,
en nuestras celdas...
asco y pena, pugnan en mi pecho, Manu...

muy bueno el texto.
un abrazo..

manu dijo...

Majecarmu: es que resulta lógico ese encierro, ese miedo, tantas rejas…resulta lógico por como es el humano: desconfiado de sí mismo y obviamente del resto.
Abrazo

Erica: vivir en metrópolis es así, tal vez sea el momento de pensar que hacer, de volar para otra parte o de aceptarlo todo con resignación.
Besos

Melima: jajajajaja, pasa que el cometa al caer se rompería entero con las rejas. Sobre las palomas…las odio (no se me ofenda), pero por alguna razón defecan cerca de mí. Ahhh y sobre el comentario que fue y no fue….raro….a mí me pasó lo mismo con tu blog.
Besotes

Cecita: es cierto lo dicho, el amanecer empieza al mediodía y el atardecer a las tres de la tarde, es la tragedia de tanto cemento encimado. Logro imaginarte con la amoladora por las noches jajaja.
Grata sorpresa tu visita.
Beso

Mayte: sin darnos cuenta, nos dejan atrapados y sin salida. Somos ovejas (casi).
Beso

Vane: y digamos que somos un estereotipo banal de lo pretendido, parecemos entes que caminan por inercia, cumplen las normas, pagan los impuestos y se van a dormir. Me alegra que te hayan gustado las fotos.
Besitos

Mucha: bueno, muchas gracias por lo dicho. Si, creo que es un escrito con un poco de queja, pero digamos, no es mi idea plantear una cuestión política. Cambiar, no creo que cambien las cosas, pero por lo menos…dejar de tener tanta ceguera sería un avance.
Besos

Pato: bueno si en Bernal también hay plazas encerradas, estamos en el horno!! Jeje. Hay que irse a vivir a Purmamarca, es fantástico, seguro podés hacer el programa desde ahí…además de no ver nunca más un shopping ni un macdonald´s. Y no olvidar…de dormir las mejores siestas.
Besos

Estrellita: me alegra que seas así, sin rejas, ni estereotipos. Acá en capital la gente está un poco quemada de la cabeza, muy acelerada, desconfiada, todo al extremo. Con lo cual…imaginate, si las plazas cierran a la noche, que se puede esperar del resto de las cosas.
Salutes sin celular

María: totalmente, un poco de verde, nada de cemento, un río, un banquito, un libro…y listo, ya está. Gracias por pasar.
Beso

Fher: uufff, como te entiendo, es cierto, hace 15 años jugábamos a la pelota todo el día, en cualquier lado y volvíamos a la noche…y claro, ahora recuerdo, mis viejos estaban tranquilos. Es una mezcla de todo, antes no había tantos medios de comunicación (que te pongan paranoico), la calle está más jodida y esto de la computadora y del internet atenta también…a que los niños salgan. Bueno, en realidad, es para debatirlo toda una noche de bar, pero es tremendo el cambio.
Abrazo imaginario

Oh! Magnolia: no es fácil ser un niño en una metrópoli, por suerte yo viví mucho tiempo en el interior y pude disfrutar de su tranquilidad y libertad. Pero…ahora, esto de vivir en capital, uf, te quema la cabeza, hay que hacer un control mental y contar hasta diez.
Salutes!

Pez Susurro: es así, el temor nos pone contra la pared, nos aísla, nos quita la naturalidad de socializar, nos hace esconder en nuestros pequeños rincones con televisión satelital y 1000 canales para ver. Un gusto vuestra vivista.
Abrazo

Cat's dijo...

bastante triste nuestra realidad entre rejas. Nuestra libertad bajo fianza. Nuestra inocencia custodiada.

me pregunto que será del pajarito de la vecina, que dia y noche trina sin parar enncerrado en una jaula de alambres grises y frios...

Anónimo dijo...

jajaja
las palomas son ratas aladas jajajaja
y yo dije pajaritos!!!!!
jajajaja
besotes cielo!!!!
si si de hada of course :)

sigo con el mismo lio de q no me deja comentar... humf!!! humf!!!

melima :)

vuelo de hada... dijo...

Interesante y me atrevería decir digna protesta la que haces desde tu punto de vista del encierro.
Y la foto Manu mmmmm te quedo estupenda!
Un abrazo y no he tenido mucho tiempo de estos por el blog, pero espero ponerme al día y por lo pronto no podía dejar de pasarme por aquí O.*
Kisses

Lucina dijo...

Y lo más paradójico, es que para ellos no hay rejas que prohiban despegar sus alas de fantasía.

Besos varios

Poetiza dijo...

Un placer leerte. Me dejas reflexionando. Besos, cuidate.

Raúl dijo...

Primero un plaza enrejada y, después,... todo es susceptible de empeorar, Manu.

Yemaya dijo...

Me ha cautivado tu rincón y tus palabras. Me han hecho reflexionar y me encanta.
Besos y susurros muy dulces

Lúnula dijo...

Sí, las rejas. Cuando generan sombra sobre nosotros, nos pintan a rayas para no desentonar.

Te mando , desde Córdoba (nuevamente) un fuerte abrazo.

LÚnula...jijiji

Melima dijo...

mira mira miraaaaaaaaaaaaaa
arreglado!!!!!!!!!!!!!!1111

besitos de hadaaaaaaaaa
:)

Mariela Torres dijo...

Impresionante, buenísimo.
Cuando era chica y vi una plaza cercada, no me animé a entrar, me quedé mirándola de afuera.

Saludos.

Akina KIO dijo...

Me gusta el planteo. Creo que por eso uno se siente bien al viajar hacia el interior. Hay un relajo. También existe el enciero, ese que es menos concreto, el de uno con uno que a veces es harto cómodo pero que nos separan del mundo.
En cuanto al aroma de las empanadas... antes se sentían más en las calles, caminando a la hora del almuerzo, volviendo del colegio... Estoy como siempre melancólica y el mes ni el tiempo ayuda a que cambio de ánimo jaja.
Beso grande,

manu dijo...

Cat´s: pobre pajarito, encima pensamos que es feliz porque le damos comida balanceada con mucho potasio. Son esas tragedias urbanas de domesticar animales, lo cual, no resulta paradójico que hagan lo mismo con nosotros.
Salutes!

Melima: jajaja, no bueno es que por la plaza Urquiza no hay pajaritos, solo palomas con poca lucidez.
Besotes
Pd: menos mal que ser arregló la cuestión “comentarística”, sino ibas a pensar que mi blog tenía algo personal con vos (risas).

Vuelo de hada: es muy halagador de tu parte que con poco tiempo hayas pasado a visitarme, se agradece mucho. Lo del encierro en las grandes ciudades es tremendo, ver un árbol feliz es casi emocionante.
Besos

Lucina: si por suerte no se dan cuenta de las rejas, espero que aparte de fantasear puedan disfrutar del verde.
Besotes

Poetiza: Gracias por la visita, siempre es grato reflexionar un ratito (supongo).
Besos

Raúl: es que no creo que la cosa mejore, lo cual no quita que uno sea positivo. Veamos, no creo que las cosas cambien, pero si creo que hay personas que hacen valerlo todo.
Abrazo

Yemaya: se agradecen las palabras manifestadas y todo lo que he podido generarte.
Besos

LunÚla: jeje, buena esa acotación!, no lo había pensado, ves?, no hay que tomar sol, de ese modo serías menos preso que el resto.
Abrazo lejano entonces!

Mariela Torres: me imagino lo que dijiste, y me da mucha ternura, mucha. Es que con tanta reja uno siente que está prohibido pasar…para lo cual no falta mucho.
Saludos!

Akina KIO: no se me ponga meláncolica señorita, ud no!, la venida otoñal no tiene buena vibra, pero piense que habrá menos calor y el subte será casi lindo. Sobre las rejas, es tremendo, es un combo quemador de cabeza que atenta contra toda persona capitalina…generando que la misma termine teniendo serios problemas de identidad.
Brindemos entonces señorita: por una caravana hacia Purmamarca!!!
Besotes

Coraline dijo...

a mi también me gustan los jueves! :)

tu historia es real? porque si es así no puedo ni imaginármelo... aunque bueno viendo las locuras que se están haciendo en muchos países tampoco me extrañaría, no entiendo como aun viviendo en este siglo la gente siga con ese tipo de mentalidad... en fin, que el tema me sobrepone jeje

muchos besos y feliz viernes! :**!!

Sol dijo...

Al menos se filtrará algo de aire por entre esas rejas???
Un poco supongo... solo un poco!!!
Me quedo imaginando un bosque...
Querido Manu, perdón por no pasar antes, para agradecerte tantoooo!!!
Hoy vivo la vida de corridas... es lo que elegi, supongo, pero al menos quise pasar a darte las gracias por bancarme...
Besos cielo, llenotes de luz como siempre!!!
PD.: Pedófiloooo... jajjajaj!!!
Si te agarran sacando fotos diran que estar a punto de planificar un secuestro express mas que otra cosa!!!
Cuidate, mil besos again!!!

Lucía Corujo dijo...

Qué idea más original.

Un parque enrejado con sus toboganes enrejados es realmente triste.

Eso sí, como siempre, la imaginación nos hace libres.

Un abrazo :)

Noelia dijo...

Todos nos valemos de las rejas para crear alas, o escalarlas, tirarlas en equipo.
Crear rejas a partir de rejas es el colmo.

Por suerte alguien las ve para salir de ellas, en algún otro momento y no pasa por el centro comercial, los niños son monos que ven porque juegan con ellas y salen de ellas.

Fenomenal Manu, un besito!

(+_+) ...Señorita postmoderna dijo...

Auch'
una plaza...
¿crees que todo este destinado a deformarse?... quizá no fue la idea del texto... pero me hizo pensar en eso.

Un gran beso Manuelcito¡

La Môme dijo...

Lindo manu!
Un beso

La paciente nº 24 dijo...

Me pregunto si detrás de unas rejas hay más libertad o...más rejas.

Micaela dijo...

Siempre leo tus comentarios por ahí,pero nunca se me habia dado por entrar a tu blog. Que bueno que hoy lo hice, porque me gustó mucho...
Estoy pasando más seguido de ahora en más!!
Saludos :)

mel dijo...

Hola Manu,referente a la pregunta que dejaste en mi blog,te dejo este enlace para que veas todas las obras del escritor Delibes- http://cvc.cervantes.es/ACTCULT/delibes/obra/
Yo tengo ganas de leer "La mujer de rojo sobre fondo gris"es un libro en el que idealiza a su mujer después de muerta. En fin, viene más información de este libro y de otros en el enlace.
Si prefieres ver una película, se hicieron dos películas sobre dos de sus libros.
Con respecto a tu escrito,aquí en Lugo,hay mucho árboles, jardines, naturaleza y los parques infantiles son muy bonitos llenos de colores,nada que ver con tus fotos. De todas formas, creo que la cárcel,la creamos entre todos y corresponde a cada uno de nosotros el de liberarnos de esas cadenas,hay gente que se siente libre y otra en una cárcel sin salida, supongo que todo depende del color con el que se mire.
Besos.

Verbo... dijo...

Jaulas, rejas,

después nos preguntamos por qué los niños y jóvenes de hoy día son tan hostiles.

besos.

iliamehoy dijo...

Cada vez más supuestamente protegidos, hasta de nuestros propios pensamientos.
Muy sugerente el cartelito, con las pautas que deberán certificar nuestra "buena conducta".
Una sonrisa

helga dijo...

niños jugando, adolescentes riendo, abuelos sentados, parejas paseando... Gente, eso es lo que da vida a una plaza, aunque sea bajo una mirada controladora disfrazada de seguridad municipal.
¡Qué triste que una plaza se acabe enrejando para que quede desierta simplemente con cerrar la puerta!

Un placer leerte de nuevo.
Un beso!

Sombras en el corazón dijo...

Pues casi te creo en eso del shopping... mira que empiezan así, estropeando los lugares rellenándolos de asfalto, y luego los dejan abandonados a su suerte para que "los usuarios" protesten afirmando que hay que hacer algo.
Y listos ellos, ahí te colocan el shopping, como tenían pensado al principio.

Estamos llenos de rejas por todas partes, pero sin duda las peores, son las que se llevan dentro. Aunque los barrotes no son de acero, es tarea titánica derribarlas.

Un abrazo y buena semana

VolVoreta dijo...

La vida es una broma pesadísima en la que estamos obligados a "reir".

Buena reflexión sobre "ese enrejado".

Te dejo un beso, Manu.

gabriel dijo...

me gustó muchisimo tu blog...
un abrazo

manu dijo...

Coraline: digamos que real “real”, no lo sé, siempre miralo como ficción...pero, que hay rejas en la plazas: hay; que hay rejas en el sector de juegos: hay; que próximamente construirán un shopping: no lo creo (bah, no lo creo, con lo cual, puede ser jeje); que las plazas parecen privativas y no para todos: creo que si.
Brindemos por los jueves entonces!!
Besos

Sol: fue todo un riesgo sacar las fotos, fue por amor al arte!! Jeje. No me pida perdón por la ausencia, no tiene obligación de pasar, si la visito es por gusto, y si ud viene o no…no gravitará en mi visita…aunque claro, recibir vuestro comentario es encantador.
Espero que la vida le sea más calma y con buenas vibraciones
Besos

Lucía Corujo: es la mentalidad de los tiempos modernos, enrejar todo y que el “salvaje” no entre. Así somos.
Abrazo

Noelia: si, esperemos que las rejas sean un medio para poder abrir los ojos…y no un concluyente "fin" y un consecuente aumento de ceguera. Gracias por pasar
Beso

Señorita postmoderna (Mary-mary): no sé si será el destino, pero que nos seguimos encaminando hacia la deformidad…eso es seguro, tristemente, pero bueno, uno siempre será positivo y soñará o buscará variar las cosas, alterarlas.
Besotón

La Môme: se agradece la visita, me alegra que te haya gustado.
Beso

La Paciente n°24: quiero creer que se puede encontrar la libertar…en algún lado. Pero si nos pensamos como seres en sociedad, entonces, podremos sacarnos las rejas visibles, pero no aquellas miles, aparentemente inexistentes, cobardes y dolorosas.
Salutes

Micaela: se agradece la visita, se agradece la posterior lectura y me genera alegría que el contenido de este blog te haya parecido atractivo (de alguna manera). Pase cuando quiera, sin obligación de compra jeje.
Saludos

Mel: es cierto, muchas rejas son impuestas, algunas son por pura elección…y a veces, aquella afamada libertad plena, esa que parece un sueño…bueno, esa, supongo que para tenerla habrá que tener coraje, sino…todo sería demasiado sencillo.
Muchas gracias por la información brindada sobre Delibes, leeré en breve algún libro escrito por él.
Besos

Verbo: totalmente, les sacamos esa libertad que deberíamos tener cuando uno es niño, se las sacamos, los dejamos cercados, presos.
Besos

Iliamevoy: tal vez, la próxima sería más práctico informar lo que se puede hacer. Demasiada protección evidentemente asfixia, ahoga.
Salutes

Helga: es el pensamiento simplista de creer que al enrejar se solucionan los problemas, que de esa forma no se sucederán robos o lo que fuere, cosas de la vida, la plaza es eso…lo que vos dijiste, es esa vida, ese entretenimiento. Gracias por pasar.
Beso

Sombras en el corazón: es que la construcción de un shopping hoy puede sonar absurdo, pero que mejor que tu blog para comprender…que lo absurdo es ciertamente moneda corriente en este mundo, y que todo puede pasar. Lo de las rejas internas es muy cierto, son aquellas, las invisibles, las que no coartan la vida.
Abrazo

VolVoreta: totalmente, la vida es una tragicomedia, o llorás o reís…entre esas opciones, prefiero reír brindando con cerveza. Me alegra que te haya gustado lo escrito.
Beso

Grabriel: se agradece la visita, es un gusto que te haya gustado el escrito.
Abrazo

María dijo...

Hola, Manu:

No tienes nada nuevo, pero te dejo mis saludos, deseándote una feliz semana.

Un beso, amigo.

Adrianófanes dijo...

El destino de algunos lugares termina por convertirse en prisión. Como los shoppings, claro...

Gran saludo. Primera vez que ingreso aquí.

Anónima dijo...

jaulas que generan jaulas, que generan consumo.

Fronteras.

Besos estratosféricos

Monica Binsou dijo...

Mal-venido querido neocapitalismo...
Plazas enrejadas...
Cabezas ignoradas(puf en tantas direcciones)...
"Presidariedad" cotidiana...no por las rejas de hierro(aunque también), més bien presos del sistema, que nos ha despersonalizado...
Que texto tan real, tan contemporáneo...tan...tan...

Un abrazo manu buen finde,ando de regreso poniendome al día, después de mucho tiempo sin leeros...Siempre un placer!

Lucy in the Sky dijo...

Y el ganado irá de compras mientras los locos de la colina salen corriendo tierra adentro.

Muy intenso tu post.

Rayuela dijo...

nos
encerraron/sitiaron
la inocencia


besos*

Sombras en el corazón dijo...

Muy buenas, paso de nuevo para desearte que tengas una feliz semana, con o sin letras :0)

Un abrazo

MAJECARMU dijo...

Manu,me alegro de que siempre guardes lo mejor..
FELIZ SEMANA SANTA,AMIGO..!!
Mi abrazo de "luna llena"
M.Jesús

MAJECARMU dijo...

Manu,me alegro de que siempre guardes lo mejor..
FELIZ SEMANA SANTA,AMIGO..!!
Mi abrazo de "luna llena"
M.Jesús

Una soñadora dijo...

Triste realidad .Afortunadamente tenemos la capacidad de soñar y puede que un dia nuestros sueños lleguen a romper las rejas que nos asfixian.

Saludos

Flor S dijo...

Y al ver esas rejas y empezar a leerte, me vi metida en "1984" o "Un Mundo Feliz". El control, la diferenciación, el encierro... que suerte que aún nos queda la imaginación.

Beso grande.